Transporte pesado pide destituir a los jefes de la ANH y YPFB; da plazo para solucionar escasez de combustible

En protesta por la escasez de combustible, la Confederación del Transporte Pesado, reunido en El Alto, se declaró en emergencia y pidió la destitución del director de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) y el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) por la mala gestión en el tema de carburantes.“Nosotros como sector del transporte pesado nacional e internacional, estamos pidiendo la destitución inmediata del director ejecutivo de la Agencia Nacional de Hidrocarburos, Germán Daniel Jiménez Terán, y la destitución inmediata del presidente de Yacimientos, Armin Dorgathen, por la mala gestión que están realizando”, dijo el dirigente Hugo Domingo Ramos.Mediante su pronunciamiento escrito, calificaron de “negligentes” a esas dos autoridades y, en el caso de Dorgathen señalaron que la gestión en YPFB es “desastrosa”.El transporte pesado pidió también que se garantice el suministro y calidad del combustible, con autoridades probas. El dirigente del transporte de Santa Cruz, Juan Yujra, manifestó que los choferes están peregrinando en los surtidores para conseguir combustible. Rechazó que las autoridades culpen a una especulación por este tema. “Ustedes mismos pueden ver en los surtidores, las colas están haciendo fila los transportistas, durmiendo en vez de estar viajando”, lamentó el dirigente.Los transportistas dieron un plazo de 15 días a las autoridades para que se solucionen sus pedidos o, en caso contrario, asumirán medidas de presión. “Nosotros estamos dando un plazo de 15 días para dar solución inmediata a nuestro pedido, caso contrario, en un congreso nacional todos los transportistas decidiremos las medidas de presión. No se descarta cierre de fronteras”, agregó Ramos.

FUENTE: ERBOL