Promulgan ley departamental que declara a Palos Blancos y Alto Beni municipios agroecológicos libres de actividad y contaminación minera

Los municipios de Palos Blancos y Alto Beni, de las provincias paceñas Sud Yungas y Caranavi, fueron declarados “agroecológicos, productivos con recursos hídricos libres de actividad y contaminación minera” con la promulgación, esta semana, de la Ley número 239 de la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz.

El alcalde de Palos Blancos, Berman Arancibia dijo que con la Ley 239 “estamos garantizando la seguridad alimentaria con recursos orgánicos (principalmente el cacao, banano y variedad de cítricos) producidos sin contaminación minera”. Por lo que las tres federaciones y 48 cooperativas, de ambos municipios, que producen cacao orgánico para la exportación a Alemania y Estados Unidos, están muy contentos, agregó.

La autoridad municipal reconoció que si en ambos municipios se permitiera la actividad minera que contamina los recursos hídricos con mercurio, las 48 cooperativas perderían la certificación internacional para exportar cacao.

La inspección de representantes de la Comisión de Desarrollo Productivo y la Comisión Madre Tierra de la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz que recorrió el río Beni y las regiones de cultivos, elaboró un informe que posibilitó la promulgación de la Ley Departamental 239 el pasado siete de marzo de 2024.

El municipio de Palos Blancos ubicado en la provincia Sud Yungas y distante a más de 200 kilómetros de la ciudad de La Paz, cuenta con la Ley Municipal número 239 aprobada por el Concejo Municipal el nueve de marzo de 2021. Es la

“Declaración como municipio agroecológico, productivo y libre de contaminación minera en el marco de la seguridad alimentaria”.

El municipio de Alto Beni ubicado en la provincia Caranavi, distante a más de 500  kilómetros de la ciudad de La Paz, tiene la Ley Municipal Autonómica número 097 del 20 de julio de 2021 que lo declara como “Un municipio ecológico libre de actividad y contaminación minera”. Ambas leyes municipales sustentaron la promulgación de la Ley Departamental 239.

Arancibia agradeció el respaldo que recibieron de la Liga de Defensa de Medio Ambiente (LIDEMA), Senda Verde y del Defensor del Pueblo. Además del apoyo de su equipo técnico jurídico, de las organizaciones sociales, la cooperativa El Ceibo, otras cooperativas productivas ecológicas, de los interculturales y de los pueblos indígenas conformados por los mosetenes.

La iniciativa que se originó desde los propios municipios, que busca contrarrestar el avance y la destrucción que ocasiona la actividad minera, puede repercutir en normativas similares en otros municipios de la región y que tienen actividades incompatibles con la minería aurífera.

Como por ejemplo, el turismo en el Destino Rurrenabaque: Madidi – Pampas que involucra seis municipios del norte de La Paz y del oeste del Beni, y que alrededor del gran atractivo que es el Parque Madidi, considerado el área protegida más biodiversa del planeta, según estudio realizados por la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre WCS – Bolivia y otras entidades académicas nacionales, se registra actividad minera de las cooperativas auríferas ilegales.

Conservación 

Ulises Ariñez de la Unidad de Medio Ambiente del Gobierno Autónomo Municipal de Palos Blancos, dijo que la promulgación de la norma tiene una fundamental importancia para la conservación de los recursos hídricos. “La actual actividad minera aurífera aun que diga que no va hacer daño a los ecosistemas, termina desviando los cauces de los ríos y contaminándolos”, agregó.

“La normativa elevada a rango de Ley Departamental puede constituirse en una Ley Nacional”, remarcó Ariñez y anunció que este sábado 13 de abril los representantes de las comisiones de Desarrollo Productivo y de Madre Tierra de la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz, realizarán la entrega de la Ley 239 a las organizaciones sociales y cooperativas productivas ecológicas de ambos municipios en Palos Blancos.(Cronista 21)

FUENTE: ERBOL