Ramón Coronel y Jaime Laura de la Ferecomin Integrando La Paz:Hay intereseS económicos detrás del rechazo a la creación de nuestra federación regional

Además de reafirmar su legítimo derecho a organizarse como una federación, en el marco de lo que establece la Constitución Política del Estado (CPE) y la Ley General de Cooperativas, sin mencionar acuerdos internacionales de los que Bolivia es signataria; Ramón Coronel y Jaime Laura, presidente del Consejo de Administración y secretario de Minería, respectivamente, de la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas Integrando La Paz (Ferecomin Integrando La Paz), denunciaron la existencia de intereses económicos y políticos, detrás de las determinaciones de quienes rechazan la restitución de la Personería Jurídica a esa nueva entidad del sector aurífero cooperativizado.
Tales afirmaciones fueron formuladas por los directivos durante la entrevista sostenida con Agenda Minera.

Agenda Minera (AM): Señor Ramón Coronel: ¿cuál su percepción sobre la importancia de la minería aurífera en la economía de Bolivia?

RC: Sabemos muy bien que nuestro país es esencialmente minero y seguirá siendo minero, desde el Incario, el Coloniaje, la Época Republicana y ahora en el Estado Plurinacional. En este tiempo, después de que el gas ha dado divisas al Estado, ahora estamos entrando con el sector aurífero que está dando también divisas y nos sentimos orgullosos de que el sector aurífero, a nivel departamental y nacional, esté dando su aporte a nuestra patria.

AM: Ferecomin Integrando La Paz aglutina a centrales como Franz Tamayo, Larecaja y otras. ¿Cuál fue la razón para que estas centrales decidan iniciar un nuevo proyecto a través de Ferecomin Integrando La Paz?

RC: Como preámbulo, soy antiguo minero cooperativista. Tengo prácticamente 40 años en el sistema como minero. Primero hemos estado trabajando a pulso, ahora mi institución está mecanizada. Bueno, estas inquietudes de las cooperativas auríferas no son de ahora, sino vienen de hace años. En ese sentido, ha habido el manoseo del sistema cooperativo a nivel departamental por algunos afiliados del sector tradicional, lo que ha llevado a que ellos, tanto en lo económico como en lo político, se aprovechen del financiamiento que viene del Gobierno.
He sido dirigente desde 1990 hasta 1993, en Fedecomin La Paz (Federación Departamental de Cooperativas Mineras de La Paz) como secretario de Organización. En ese tiempo, había financiamiento de organizaciones de afuera (del exterior), que ha llegado y, sinceramente, se han aprovechado las centrales de Caracoles, Viloco y Colquiri, del dinero que no ha sido devuelto.
Había un fondo rotativo, muy bien recuerdo eso. No sabemos qué es lo que ha pasado con lo del fondo rotativo y no solamente eso, sino también las cooperativas Bolsa Negra, Cerro Negro y 20 de Octubre. Para ellas también ha llegado financiamiento y hasta ahora, desde que yo he logrado reincorporarme como asociado de base a mi cooperativa, no sabemos qué es lo que han hecho con estos fondos. Parece que se hicieron humo y han hecho auditorías y, sinceramente, hasta el año 2017, había todavía deudas; pero han borrado informes económicos financieros, informes de las memorias que cada gestión se realiza.
Ese es un preámbulo de esta situación, que un poco las auríferas que no hemos tenido acceso a esos apoyos económicos, para que -como cooperativas mineras auríferas- nosotros también podamos despegar, especialmente aquí en la Central Illimani, en el norte de La Paz y por el sector del llano.
Gracias al esfuerzo de cada uno de los asociados y asociadas, muchas cooperativas auríferas han logrado surgir y consolidarse en lo que son ahora: Tipuani, Conzata y otras en el norte de La Paz. Las centrales afiliadas a nuestras hermanas federaciones Ferreco (Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas) y Fecoman (Federación de Cooperativas Mineras Auríferas del Norte de La Paz) han logrado crecer a expensas de ellas mismas; y nuestras centrales de la misma manera han crecido y, por esas razones, en estos tiempos, ya desde el año 2015 más o menos, había esa idea de que también tome el mando de la Fedecomin La Paz el sector aurífero, de las actividades de la departamental de La Paz; pero esa inquietud nunca se dio. Había una cúpula, una rosca, yo diría, ahí nomás manejaban esa situación.
Sinceramente, es lo que a nosotros también nos disgusta, que ellos nomás manejen y nosotros queríamos el cambio y, cabalmente, si no me equivoco, en la gestión 2019 ó 2020, se ha dado este cambio. Han ingresado como dirigentes personas con capacidad de administración, como el compañero Blas Mamani, Genaro Quito, quienes –de acuerdo con las ideas que han tenido- han logrado que crezca económicamente Fedecomin La Paz.

AM: ¿Cuán importante fue el aporte económico de las cooperativas auríferas?

RC: Importante, importante. En esa gestión, tanto la Central Illimani como la Central Franz Tamayo han logrado potenciar a la Fedecomin La Paz, con un ingreso fuerte. El año pasado de la misma manera. En la primera gestión de Juan Poma, de la misma manera, ha entrado este producto económico que nosotros, como afiliadas a la Fedecomin La Paz no hemos gozado ni un centavo. Se han aprovechado de ese dinero.
Es por eso que también se ha tomado la decisión de crear una nueva federación regional.

AM: ¿Qué otras circunstancias llevaron a la creación de la Ferecomin Integrando La Paz?

RC: En la décimo novena Asamblea Ordinaria, ya habíamos hecho conocer ese propósito nuestro, las auríferas. Hay un acta y está escrito, la han hecho desaparecer esa acta. Yo recuerdo que el secretario general de la mina Matilde, de la cooperativa Matilde, es quien la ha escrito. Yo le pedí que me hiciera llegar una fotocopia, pero ese libro de actas lo hicieron desaparecer.
Todas esas anomalías han sido para lograr asaltar las arcas económicas de la Fedecomin La Paz.

AM: Señor Jaime Laura, ¿cuáles son las centrales que decidieron conformar Ferecomin Integrando La Paz?, ¿permite la ley la creación de esta nueva federación?

Jaime Laura (JL): En primer lugar, quiero mencionar que Fencomin (Federación Nacional de Cooperativas Mineras) no nos representa al sector aurífero.
Sabemos nosotros, desde la creación de la Fedecomin hasta hoy en día, lastimosamente, el sector aurífero, las cooperativas auríferas han sido siempre marginadas. Sabemos muy bien de las anormalidades que hay internamente, dentro de la Federación Departamental (de Cooperativas Mineras de La Paz). No quiero redundar, sino más bien aprovechar este medio de comunicación para poder decirle al compañero Juan Carlos Poma, al compañero Santiago Cruz, que por favor no nos perjudiquen.
La ley nos ampara. En la Ley 356 (Ley General de Cooperativas), en el capítulo de Organización y Jerarquía del Sistema Cooperativo, artículo 24, inciso 1, dice: “Cooperativas de Primer Grado: Las cooperativas de base; Segundo Grado: Las centrales de cooperativas, de acuerdo a las características; las de Tercer Grado: Son las federaciones regionales de acuerdo a las características de cada sector económico”.
En este caso, la Federación Regional de Cooperativas Mineras Auríferas Integrando La Paz ha nacido con cuatro centrales: Hablamos de la Central Yani Lijuata, Central Larecaja Unificada, Central Franz Tamayo y la Central Illimani.
La ley nos permite conformar nuestra federación regional: Ferecomin Integrando La Paz.
No es como ellos dicen, que nosotros estamos creando paralelismo. Más al contrario, nosotros como federación regional, estamos amparados por esta ley.
También quiero dar lectura a este otro punto que está en el decreto supremo 1995, artículo 59, el cual dice: “Las cooperativas de segundo a cuarto grado estarán conformadas por un mínimo de tres cooperativas de grado inferior existente”. Eso quiere decir que la Ferecomin Integrando La Paz ha cumplido con las normas y requisitos.
Sabemos muy bien que la departamental (Fedecomin La Paz) no cuenta con tres regionales. Sin embargo, aún así han obtenido su Personería Jurídica en su momento.
AM: La Afcoop (Autoridad de Fiscalización y Control de Cooperativas) les otorgó su Personería Jurídica, pero luego revocaron la misma; ¿qué acciones han tomado al respecto?

JL: Esperemos que el Gobierno, a través de nuestro hermano presidente (Luis Arce), pueda restablecer nuestra Personería Jurídica, que ya nos otorgó la Afcoop. Apenas hemos gozado tres días y nos han vuelto a quitar, pero creemos que la justicia y Dios van a estar de nuestro lado.

AM: Señor Ramón Coronel, ¿cuál es el objetivo de la creación de la Ferecomin Integrando La Paz?, ¿qué buscan ustedes con esta federación?

RC: Nosotros, como Ferecomin Integrando La Paz, queremos ser incluyentes, no excluyentes. Esa es la palabra. Por esa razón, mis compañeros decían: “Tanto Fedecomin como Fencomin, inclusive Concobol (Confederación Nacional de Cooperativas de Bolivia), están contra nosotros y nos están excluyendo”, al tener unas ideas, tal vez, retrógradas, ¿no?, de hace años.
Por esa razón, pedimos el cambio para que nuestras centrales y las cooperativas que las sustentan, tengan pues una tecnología moderna. En el sector aurífero, esas nuevas tecnologías permitirán también que poco a poco vayan alejándose de la utilización del mercurio. Aunque no nos están dando alternativas (al uso de mercurio); de todos modos, nosotros como Ferecomin Integrando La Paz, tenemos algunas cooperativas que ya tienen tecnología propia. Están obteniendo ya productos de material de buena ley (oro) y tampoco están haciendo ya escapar el material aurífero. Anteriormente, perdían entre el 50% y 60%, y solo recuperaban el 40% de la producción.
Ese es el propósito de nuestra federación: impulsar las nuevas tecnologías. Esperemos que el senador Félix Ajpi (conocedor y parte del sector minero aurífero) nos invite para que podamos hacer conocer nuestros propósitos: cuál es la hermenéutica de esta federación; y que también el Gobierno nos respete.
Sabemos que, a través de los poderes del Estado, también nos están boicoteando respecto a nuestra Personería Jurídica. Como ha mencionado mi compañero Jaime, tenemos la Personería Jurídica que ha sido otorgada el 24 de octubre del año pasado. Solamente hemos gozado tres días y nos ha sido revocada con un recurso de revocatoria.
Pero también hemos acudido a un recurso, a un amparo constitucional, y eso también lo hemos ganado. Hemos ganado, ¿no? y, sinceramente, el 5 de diciembre del año pasado 2022, hemos gozado solamente diez días. Otra vez con recursos de revocatoria de la Fencomin y Concobol nos han inhibido a que nosotros sigamos trabajando, ante las autoridades respectivas.
Tenemos los documentos, inclusive el doctor Alejandro Ajata (director ejecutivo de la Afcoop) ha mandado una resolución indicando especialmente al Senarecom (Servicio Nacional de Registro y Control de Comercialización de Minerales y Metales) que, como Ferecomin Integrando La Paz, no hagamos trámites administrativos. De la misma manera a la Ajam (Autoridad Jurisdiccional Administrativa Minera) departamental y a otras organizaciones.
Por eso mismo, nosotros quedamos admirados por el proceder del doctor Ajata y queremos pedirle, por este medio, que de una vez recapacite.

AM: ¿Hay una respuesta fundamentada a este derecho de petición?

RC: No, no hay. Nosotros hemos refutado las tres observaciones que han logrado hacer notar. De las tres, ni una se ha discutido. Eso ha de ser en el aspecto orgánico.
Agradezco al viceministro de Trabajo, quien en varias oportunidades nos ha convocado y la última convocatoria ha sido para la conciliación. Yo quiero que me escuche Palomino, el otro Choque que estaba en esa oportunidad, cuando nos han convocado para la conciliación, junto a Concobol y a Fedecomin La Paz; que no han asistido.
Nosotros hemos asistido con nuestros abogados, queríamos exponer lo que ahora estamos exponiendo: por qué razones estamos creando esta federación regional.
Tal vez, yo quisiera hacer conocer más anomalías que ha habido. Hay anomalías.

JL: Quiero acotar algo más en referencia a la estructura que se ha formado, como nueva federación. Lastimosamente, una de las trabas que nos ha interpuesto Fedecomin La Paz es sobre el tema orgánico. Uno de los requisitos dice que para afiliarse a otra federación, tiene que haber una desafiliación previa.
Sin embargo, nuestras centrales no habían estado afiliadas a la Fedecomin La Paz. Hemos presentado una solicitud, una certificación a la Afcoop, para verificar si nuestras centrales estaban o no afiliadas.
Nos han emitido una respuesta desde la Afcoop, en la que nos dicen que la Central Illimani, la Central Franz Tamayo y la Central Larecaja Unificada, no habían estado afiliadas.
Eso (la desafiliación como requisito) es un pretexto de Fedecomin y un descuido, porque deberían haber sido ellos los que registren en la Afcoop a esas centrales, en su momento. Nosotros hacemos conocer esto a la opinión pública, a todos los compañeros, asociados, de diferentes cooperativas; que, nosotros, como centrales no habíamos estado afiliadas a la Fedecomin La Paz.
Por lo tanto, no nos pueden prohibir, no nos pueden poner piedras en el camino, para poder consolidar nuestra Personería Jurídica.

AM: Señor Jaime Laura, sabemos que la Ferecomin Integrando La Paz aglutina a cooperativas que producen material aurífero ¿dónde están yendo esos aportes en la actualidad?, ¿de qué manera se benefician las cooperativas que realizan esos aportes, que deberían retornar de alguna forma a los operadores mineros?

JL: Desde la creación de esta nueva federación, lastimosamente, los aportes que cada cooperativa hacía, seguían entrando a la Fedecomin La Paz. Actualmente, nosotros no contamos con un centavo, a pesar de que en este último mes nos ha llegado una mínima parte a través de nuestras centrales, e instamos a las autoridades del Senarecom para que no se presten a esas malas intenciones de la Fedecomin, de cortar lo que nos corresponde en la parte económica.

AM: Para finalizar, señor Ramón Coronel: ¿cuál el mensaje a sus cooperativas afiliadas?, hay preocupación por el tema del mercurio, de los combustibles, explosivos; y sabemos que el objetivo de las federaciones es buscar soluciones a este tipo de problemas.

RC: Cabalmente, ya entrando en el campo técnico, quiero decir que el mercurio se va a seguir utilizando. Lamento que en los debates todos hayan atacado al mercurio, como si fuera Satanás. Sinceramente, no es así. Yo he trabajado con mercurio 30 años, pero no estoy enfermo hasta hoy.
La denuncia sobre la muerte de dos personas supuestamente a causa de los efectos del mercurio, en el norte de La Paz, no ha sido verificada. Podrían haber muerto por varias causas, pero todos han comenzado a hablar del mercurio sin que haya pruebas que demuestren que fue la causa de los decesos.
Necesitamos alternativas para sustituir al mercurio. El único que se ha manifestado diciendo que se debería hacer un estudio ha sido el senador Andrónico Rodríguez.

AM: Señor Jaime Laura, en su condición de secretario de Minería, ¿cuáles serán las acciones que va a seguir la Ferecomin Integrando La Paz, considerando que ya forma parte de la Fecmabol (Federación de Cooperativas Mineras Auríferas de Bolivia)?

JL: Quiero hacer un llamado a todo el sector aurífero, a todas las cooperativas auríferas a sumarnos a nuestra entidad matriz: Fecmabol. Cooperativas mineras auríferas de Bolivia: ya basta de ser escalera y de ser utilizadas como títeres por otras federaciones.
La Fecmabol es una nueva federación que aglutina a más del 90% del sector aurífero a nivel nacional, unidos vamos a vencer y Dios quiera que dentro de un tiempo podamos contar con nuestro “certificado de nacimiento”.
Pese a tratarse de uno de los sectores de mayor crecimiento en cuanto a la generación de recursos económicos para el país, las cooperativas mineras auríferas son permanentemente obstaculizadas en sus actividades productivas y administrativas, por dirigentes de federaciones del sector minero tradicional, que se valen de esos cargos para buscar posiciones de poder en esferas gubernamentales, provocando perjuicios no solo a quienes se dedican a la minería del oro, sino a la nación en su conjunto; según lo afirmado por los directivos de la Ferecomin Integrando La Paz.
Asimismo, según representantes del sector minero aurífero cooperativizado, sus asociados no solo enfrentan problemas en lo relacionado con la falta de combustibles y otros insumos, sino también obstáculos referidos a la excesiva burocracia gubernamental y la carencia de alternativas al empleo de mercurio, temática en la que las posiciones se limitan a criticar el empleo de ese elemento, pero no abarcan una mirada que busque sustitutos para la implementación de procedimientos más seguros para el medioambiente.

FUENTE AGENDA MINERA